Eco-Drive

Si los conductores aprenden un par de pequeños y sencillos hábitos, una empresa puede llegar a ahorrar una cantidad importante de combustible y reducir los costes de mantenimiento de los vehículos. Esta solución procesa los datos de trayecto y crea informes para poder mejorar de forma sustancial el rendimiento de la flota.

Ahorro y control de combustible

La mayoría de conductores tiene malos hábitos, como frenar o acelerar de forma brusca, conducir más rápido de la cuenta o estar demasiado tiempo al ralentí, con los que se desaprovecha y se consume más combustible. La solución Eco-Drive identifica los malos hábitos y muestra nuevas conductas al volante para ahorrar combustible.

Comportamiento y motivación del conductor

La información detallada de los trayectos permite crear clasificaciones de conductores por consumo eficaz de combustible o seguridad y sistemas salariales basados en su rendimiento, para motivarlos a mejorar su estilo de conducción y a rendir mejor.

Mercancías y pasajeros seguros

Un estilo de conducción más seguro y calmado también contribuye a la seguridad del vehículo, de la carga y del conductor porque reduce el riesgo de accidentes de tráfico. Además, ofrece una mejor experiencia a los pasajeros y alarga la vida útil del vehículo.