¿Interesado? ¿Quiere hacernos una consulta? Contáctenos:
Complete el formulario y le contactaremos

Cinco métodos de robo de combustible. Parte 5


Publicado: 2016-04-22

Con sus 6 años de experiencia trabajando en “Ruptela”, el jefe de Ventas para África y Oriente Medio, Igor Poliščuk, revela otro método de fraude original pero menos obvio.

Método de robo n.º 5

El estilo de conducción. Sí, a veces también se convierte en una forma de fraude. “Puede parecer algo insignificante, pero el estilo de conducción de hecho determina el 15-20% del consumo de combustible. Lo interesante es que si una empresa instala un sistema de contabilización del consumo de combustible, inmediatamente los conductores empiezan a conducir de manera muy poco económica: conducen a altas revoluciones, frenan bruscamente y aceleran rápidamente. Intentan demostrar que el consumo no ha cambiado. Recomendamos aplicar un control del estilo de conducción además del sistema de control de combustible instalado. Entonces podrá ver el estilo de conducción. El matiz importante es que de este modo no solamente se ahorra dinero en combustible, sino también en mantenimiento del vehículo”, afirma I. Poliščuk. Se nos presentan cifras increíbles cuando hablamos de maquinaria especial: maquinaria de construcción, etc. La tasa de robos es de un 90%. “Es un tipo de maquinaria que puede consumir una tonelada al día, y si únicamente utilizamos métodos tradicionales, es muy difícil calcular el consumo real”, puntualiza I. Poliščuk. El especialista afirma que una vez que se consigue desenmascarar a un conductor deshonesto, la situación de la empresa cambia radicalmente.

Y, sin duda, estos no son todos los métodos posibles de fraude. “A decir verdad, las estadísticas son impactantes. En empresas de transporte dedicadas al transporte internacional, observamos que 7 de cada 10 conductores robaban combustible. Si tenemos en cuenta los coches, esta cifra es de aproximadamente el 50%”, indica I. Poliščuk. Pero todo esto tiene solución: “Ruptela” ofrece formas de frenar la falta de honradez en los conductores.